El hibisco es la base de nuestras infusiones de frutas, ya comentamos en la entrada anterior que son ideales para tomar en verano para hidratarse con mucho hielo o enfriándolas en la nevera, pero, ¿qué es el hibisco?

El hibisco es una planta de origen tropical y subtropical, se caracteriza por sus grandes y coloridas flores, pueden ser de color rojo, amarillo, blanco o anaranjadas. Existen varias especies, la Hibiscus sabdariffa es la que se suele usar para hacer infusiones, suplementos dietéticos o para la comida, como los tacos de Jamaica, os dejamos la receta al final de la entrada.

Sus flores son ricas en fitonutrientes y antioxidantes. Lo que se cosecha realmente para alimentación son sus brotes, cálices, que se dejarán secar para después usarlos. De un color rojo intenso, tono con el que luego se teñirá la infusión en cuestión, el hibisco tiene un sabor florar un tanto agrio y un poco de aroma. A lo largo del tiempo, el hibisco ha sido utilizado por diferentes culturas como remedio para varias afecciones. Los egipcios, por ejemplo, usaban la infusión para bajar la temperatura corporal, tratar enfermedades cardíacas, nerviosas y como diurético.

 

Beneficios para la salud

Hay que tener en cuenta que cuando hablamos de beneficios para salud y se hace referencia a estudios científicos, en general, no suelen haber demasiados y además, éstos se suelen realizar con determinadas cantidades prolongadas en el tiempo. ¿Tiene propiedades para salud? Sí, pero no hacen milagros, ayudan, pero no son ningún tipo de cura.

Al hibisco se le atribuyen propiedades para tratar la hipertensión, ya existen estudios científicos que apoyan esta afirmación pero como ya hemos dicho, aún no son suficientes y se sigue investigando.

También puede ayudar a controlar mejor la glucosa en sangre y puede aumentar el colesterol “bueno” y disminuir el “malo”.

Otros estudios, demuestran que podría mejorar el metabolismo, previniendo la obesidad y la acumulación de grasa en el hígado, por ello se recomienda como ayuda en para la pérdida de peso. Por sus altas dosis de ácido cítrico y ácido ascórbico, es un buen antioxidante que nos ayuda a proteger las células de los efectos de los radiales libres que provocan el envejecimiento prematuro.

La infusión de hibisco puede afectar los niveles de estrógeno, lo que puede afectar tanto en el embarazo como en la fertilidad. Por lo que no se recomienda tomar esta infusión si se está embarazada o se está tratando de quedar en estado.

Nuestro hibisco para infusiones

Cómo prepararlo y tomarlo

Entre nuestra selección de infusiones, puedes encontrar las mencionadas al principio de esta entrada. Infusiones de frutas con base de hibisco, mezclas deliciosas a las que no necesitarás añadir nada más, preparar y disfrutar. En nuestra tienda también podrás encontrar hibisco solo, desde la página My food story, nos recomiendan una receta muy simple y fresca.

Preparas la infusión de hibisco con agua muy caliente, añadimos un poco de miel y zumo de limón, y mezclamos. Dejamos reposar entre cinco y siete minutos aproximadamente y colamos.

Una mezcla perfecta para hidratarse con este calor, puedes añadirle hielo o dejarla enfriar en la nevera para que no pierda ni una pizca de su sabor.

¿Platos salados con hibisco?

Sí, alrededor del mundo, aparte de en infusión, el hibisco se usa como otro ingrediente más en diferentes recetas. En ensaladas o pastas por ejemplo, pero una de las recetas más conocidas son los tacos de Jamaica. Su nombre se debe a que el hibisco también es conocido como la flor de Jamaica, se trata de la versión vegana de los tacos tradicionales.

A continuación, os dejamos la siguiente receta extraída de Live eat learn que nos ha parecido deliciosa, económica y rápida de preparar.


TACOS DE JAMAICA

Ingredientes:

  • 2 tazas aprox. de hibisco seco.
  • 1 cebolla.
  • ½ taza de cilantro fresco picado.
  • Zumo de una lima.
  • 4 dientes de ajo picados.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Salsa para tacos al gusto.
  • Tortillas pequeñas, unas 6 aproximadamente.
  • Para cobertura y decorar jalapeños y aguacate.

Preparación:

Primero, preparamos el hibisco. En una olla, lo dejamos hervir durante 5 minutos aproximadamente. Colamos.

Picamos la cebolla, reservamos la mitad y la otra mitad la mezclamos con el cilantro picado y el zumo de lima.

Enjuagamos y escurrimos bien el hibisco hasta que el agua salga clara, quitando la mayor humedad posible.

En una sartén con un poco de aceite, añadimos el hibisco, la cebolla que reservamos y el ajo picado. Cocinamos hasta que la cebolla quede pocha. Añadimos la salsa para tacos que hayamos elegido, la sal y la pimienta. Dejamos cocinar unos cinco minutos más o menos, se recomienda que sea hasta que los bordes del hibisco empiecen a quemarse (¡sin pasarnos!).

Calienta las tortillas y las rellenamos con la mezcla de hibisco cocinado. Por encima, cubrimos con un poco de la mezcla de cebolla, cilantro y el zumo de lima.

Para decorar podemos usar jalapeños y aguacate.

Foto de Live eat learn

¿Os animáis a probar el hibisco de esta forma? Si lo hacéis, no dejéis de contarnos qué tal vuestra experiencia.

 


Fuentes
https://www.verywellhealth.com/health-benefits-of-hibiscus-tea-89620
https://www.healthline.com/health/all-you-need-to-know-hibiscus
https://myfoodstory.com/hibiscus-tea-recipe/
https://www.healthline.com/nutrition/hibiscus-tea-benefits
Imagen 1: https://pixabay.com/

Receta y fotografía: https://www.liveeatlearn.com/hibiscus-tacos/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.