Para muchas personas tomar té se ha convertido en un ritual, ya sea para empezar el día con energía o a última hora de la tarde para relajarse. Son muy conocidos los beneficios de esta bebida para el cuerpo, pero también existen propiedades para nuestra mente, no solo por sus propiedades, también por la rutina que se siga a la hora de tomarlo. El té tiene muchos efectos dependiendo de qué tipo te prepares; hay catequinas, antioxidantes, L-teanina, cafeína, melatonina. Combinado con los rituales adecuados, puede ayudar a energizar tu día, mantenerlo calmado, equilibrado y relajarte. Es la bebida más consumida en el mundo después del agua, contiene un aminoácido único, L-teanina, que puede modular aspectos de la función cerebral.

El café, el cacao y el té se están investigando activamente porque contienen compuestos polifenólicos que pueden tener efectos beneficiosos sobre la salud mental, incluidos el comportamiento, el estado de ánimo, la depresión y la cognición. Si eres un té habitual, seguro que conoces los muchos beneficios que aporta el té. Sin embargo, lo que no es tan conocido son las virtudes del té verde para cuidar nuestro cerebro y mejorar muchos procesos cognitivos relacionados con la atención, la memoria e incluso la orientación espacial.

A relaxing cup of té…

Según el estudio L-theanine: a unique amino acid of green tea and its relaxation effect in humans*, muestra que tiene un efecto directo sobre el cerebro. La L-teanina aumenta significativamente la actividad en la banda de frecuencia alfa, lo que indica que relaja la mente sin inducir somnolencia. El electroencefalograma se midió en participantes jóvenes sanos al inicio y a los 45,60, 75, 90 y 105 minutos después de la ingestión de 50 mg de L-teanina, hubo un mayor aumento en la actividad. Un segundo estudio replicó este efecto en participantes que realizaban actividad pasiva. Estos datos indican que la L-teanina, en niveles realistas, tiene un efecto significativo en el estado general de alerta o excitación mental. La L-teanina reduce la ansiedad al inhibir los estímulos excitadores en el cerebro mientras estimula la producción de neurotransmisores relajantes.

Las infusiones también se usan para promover la relajación y la salud mental. Las hierbas como la manzanilla, la lavanda y el jazmín contribuyen a la tranquilidad. Muchos de estos son los ingredientes principales en las mezclas de tés para dormir.

En el extremo opuesto, la cafeína en el té generalmente funciona de manera diferente a la cafeína en el café y otras bebidas energéticas. Esto se debe a los niveles más altos de antioxidantes, que ralentizan la absorción de cafeína en nuestro sistema digestivo. Esto es beneficioso porque provoca un aumento más suave de la reacción química, la sensación de alerta, de vigilia, con un período más largo de estimulación y una disminución más lenta, sin choque al final.

Los datos muestran realidades como esta: según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una de cada cuatro personas experimentará algún tipo de problema relacionado con la salud mental en algún momento de su vida. La salud mental afecta la forma en que pensamos, sentimos y actuamos y cómo interactuamos con los demás. Las plantas que nos ofrece la naturaleza nos ayudan a mejorar nuestro estado de ánimo y a aportar bienestar a nuestro organismo.

El té es una buena bebida e incluso un mejor hábito. Pero lo más importante es cuidarse primero, tener una buena alimentación y establecer rutinas que le den a tu mente un momento para relajarse. Las ceremonias del té no son algo nuevo, se realizan en todo el mundo, con diferentes tipos de tés y formas de prepararlos, con diferentes objetivos. Algunos son medicinales, otros puramente tradicionales. Pero un ritual no tiene por qué ser ceremonial, puede ser una serie de acciones rutinarias, implementadas con una intención y realizadas con regularidad.

Conocerte a ti mismo es importante y ante la detención de los primeros signos de ansiedad, tener una época de estrés o un periodo de nerviosismo, seguir una rutina a la hora de prepararte, por ejemplo, una taza bien caliente de valeriana o tila, sujetar la taza sintiendo el calor y tomarlo a sorbitos pequeños, inspirar su aroma, puede ayudarte a disminuir esos niveles de nerviosismo. Para los insomnes, esto podría significar lavarse la cara y beber una taza de manzanilla caliente antes de acostarse, acciones que se establecen con la intención de descansar bien por la noche.

Las rutinas son muy importantes para nuestro equilibrio emocional, te animamos a incorporar la ingesta de té e infusiones a ellas. Actualmente, hay una gran oferta de mezclas donde poder encontrar el sabor perfecto para ti y para encontrar la calma y las energías para comerte el mundo. ¡A por ello!

 


Fuentes
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/18296328/
https://stonegatecenter.com/how-tea-can-affect-mental-health/
https://www.coffeeandhealth.org/topic-overview/coffee-caffeine-mood-and-emotion/
https://thriveglobal.com/stories/take-care-of-your-mental-health-with-a-cup-of-tea/
https://www.verywellmind.com/stress-busting-herbal-teas-89634
https://indiachronicles.com/9019-tea-for-mental-health-depression.html

Imágenes
https://pixabay.com/es/

*Trends in Food Science & Technology, Volume 10, Issue 12, December 1999, Pages 425

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.