Estamos en un momento en que cada vez son más numerosos los productos détox para nuestro cuidado personal. Buscamos una piel o cabello más sano, luminoso, purificado, pero sin las toxinas o los químicos que suelen incluir la cosmética tradicional. La cosmética natural BIO y la Détox, están teniendo muy buena acogida y ya podemos encontrar un gran surtido de productos que se están incorporando de manera normalizada en supermercados o perfumerías habituales.

Lo natural no solo está de moda, ha venido para quedarse.

Muchos y conocidos son los beneficios de beber té o infusiones diariamente para cuidarnos, pero también podemos usar el té para cuidarnos por fuera. A parte de la gran cantidad de productos de cuidado personal que podemos adquirir, los truquitos naturales para casa son perfectos.

El té verde es beneficioso para la piel y uno de los más usados para productos de belleza. Existen muchas combinaciones de mascarillas caseras a las que lo podéis incorporar para mantener una piel sana. El té verde contiene EGCG, una catequina que ayuda a aliviar las afecciones inflamatorias, como la rosácea y el acné, también puede prevenir los signos prematuros del envejecimiento, como las líneas finas y las arrugas.

La aplicación tópica de té verde también ayuda a controlar la secreción excesiva de sebo para las pieles grasas.

Te traemos un especial de belleza con uno de los clásicos, el té verde.

Para preparar estas mascarillas caseras de té verde se puede usar el Gunpowder, en este caso deberemos de moler el té para pulverizarlo, podéis hacerlo con un molinillo para especias o incluso un mortero. También podéis usar el té Matcha que ya viene en polvo, es una versión más concentrada y además, procede de producción ecológica. El segundo tipo es el que más recomendamos para las mascarillas, mientras que para los tónicos en los que tiene que hacer el té, puedes usar el primero.

  • Mascarilla facial de té verde para una piel más suave.

Una mascarilla ideal para conseguir una piel más suave y para mejorar las arruguitas y flacidez. Esta mezcla también es recomendable para combatir el acné.

Necesitas:

  • 2-3gr de té verde
  • ½ cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 ½ cucharadita de miel cruda orgánica

Mezclar té verde con el bicarbonato de sodio y la miel en un cuenco. Recuerda moler el té si usas el Gunpowder. Remueve hasta mezclarlo bien y así de fácil obtienes la mascarilla casera de té verde.

Antes de usarla, recuerda lavar bien tu cara, una vez seca aplícatela evitando la línea del cabello y el área más cercana de los ojos. Déjala actuar durante 10 o 15 minutos, dependiendo de si tienes la piel más seca. Para retirarla, lávate con agua tibia.

  • Cúrcuma y té verde. Para pieles normales y mixtas.

Esta es una mascarilla muy completa, a los beneficios del té verde le añadimos los de la cúrcuma. Con propiedades antioxidantes, antibacterianas y antiinflamatorias, la cúrcuma impide que las células cutáneas se agrupen entre sí y tapen los poros. Puede detener el crecimiento de las bacterias que causan el acné. También ayuda a difuminar las manchas oscuras y otros tipos de hiperpigmentación, promueve la producción de colágeno y ayuda a que la piel esté más tersa.

¿Cómo resistirse a tantos beneficios?

Necesitas:

  • 1 cucharadita de harina de garbanzo
  • ½ de cucharadita de cúrcuma
  • 2 cucharaditas de té verde recién hecho

Combina los ingredientes hasta obtener una mezcla suave y aplícala en tu cara, recuerda no acercarte demasiado a los ojos. Déjala durante unos 15-20 minutos y después aclárala con agua tibia. Sécate la piel con palmaditas.

  • Mascarilla anti-envejecimiento.

La cáscara de naranja está teniendo gran popularidad entre los productos para el cuidado de la piel, se le atribuyen efectos anti-envejecimiento y puede estimular la producción de colágeno y elastina. Además, la vitamina C minimizan la presencia de manchas y otras marcas del envejecimiento prematuro.

Para esta mascarilla usaremos polvo de cáscara de naranja, hacerlo es muy fácil. Después de disfrutar de sus aportes a nivel interno, limpia bien las cáscaras y déjalas secar al sol, sabrás que están bien secas cuando puedas romperla fácilmente con la mano. Por último, tritáralas con tu batidora o robot de cocina. Para conservar el polvo, te recomendamos un tarro de cristal.

Necesitas:

  • 1 cucharada de té verde
  • 1 cucharada de polvo de cáscara de naranja
  • ½ cucharadita de miel

Combina los ingredientes hasta que tengas una mezcla gruesa, con movimientos circulares, aplícatela por todo el rostro y déjatelo durante 15 minutos aproximadamente, después, enjuágate con agua tibia y seca. Esta mascarilla puedes usarla hasta dos veces por semana.

 

  • Tónico de té verde.

Este tónico es ideal para las que tenemos la piel grasa, pero también es recomendado para las mixtas y secas. El té verde es un gran antioxidante y antibacteriano, tu piel no solo se verá más sana sino que acabará con esos granitos de las pieles más grasas.

Lo bueno de los tónicos es que puedes usarlos varias veces al día, son ligeros y de aplicación rápida y fácil. Las botellitas de cristal con gotero son geniales para guardarlos, aunque el tónico puede durarte hasta dos semanas, te recomendamos como mucho una semana, cuanto más frescos sean los ingredientes, más beneficios obtendrás.

Necesitas:

  • 2gr de té verde
  • 5-10 gotas de aceite esencial de árbol de té
  • 1 taza de agua

Lo primero que tenemos que hacer es preparar el té verde. Caliente agua en un hervidor o en un cazo, retírala antes de que comience a hervir y vierte el agua en la tetera o recipiente donde vayas a preparar el té. Déjalo reposar 3 o 4 minutos aproximadamente y cuela el té. Deja que se enfríe bien y añade el aceite de árbol de té.

¡Listo! Envásalo y empieza a usarlo.

  • Exfoliante facial de té verde.

Las células muertas de la piel hacen que se vea opaca. Además, pueden provocar acné y otros problemas cutáneos. Por eso, es recomendable exfoliarte la piel con cierta regularidad y a ser posible, usa productos lo más naturales posibles. Los exfoliantes caseros son muy fáciles de preparar y generalmente, sus ingredientes son habituales en el hogar.

Necesitas:

  • 2gr de té verde
  • 3 cucharadas de sal
  • 1 Yogur natural
  • 1 taza de agua

Como en el tónico que te hemos comentado justo arriba, lo primero es preparar el té. Una vez hecho y ya frío, añadimos la sal y el yogur, removemos hasta que quede bien mezclado. Aplícatelo en círculos con una leve presión durante más o menos 5 minutos, evita la zona más cercana a los ojos, recuerda que ahí la piel es mucho más sensible. Al final, aclárate con agua tibia y sécate la cara con un paño suave y toquecitos.

Súmate a la cosmética natural y casera

 

Antes de probar algunas de las mascarillas o tónicos que os traemos, tienes que tener en cuenta que puedes experimentar efectos secundarios si eres alérgico a cualquiera de los ingredientes utilizados en la mascarilla. Siempre prueba una pequeña cantidad sobre la piel para comprobar que no eres sensible. En caso de que seas alérgico al polen, evita usar miel cruda.

Cuídate naturalmente, hoy te hemos traído recetas para la piel con el té verde como ingrediente común pero hay decenas de combinaciones posibles para cuidarte. Anímate y sé constante, notarás los resultados.

 

 


Fuentes
https://www.milenio.com/estilo/moda-y-belleza/mascarilla-de-te-verde-para-combatir-el-acne
https://es.neutrogena.com/the-bar/spice-it-up-7-turmeric-benefits-for-skin.html
https://blog.numitea.com/green-tea-facial-mask/
https://diyfacemask.net/diy-green-tea-face-masks/
https://www.stylecraze.com/articles/green-tea-face-packs-for-different-skin-types/
https://mejorconsalud.as.com/8-propiedades-medicinales-la-cascara-naranja-seguramente-desconocias/
Fotografías: Pixabay

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.