Estáis en casa viendo una película o una serie y de repente, lo veis. Sí, ese dulce, ese pastel delicioso que es devorado por el o la protagonista en cuestión y te dices, quiero probarlo, al dulce, no al actor o actriz porque eso es un poco más difícil de conseguir. Por suerte, obtener una receta para elaborar alguna delicia que acabáis de ver, sea de la parte del mundo que sea, es relativamente fácil y con esta sección que abrimos en La tetería, mucho más. No solo os vamos a traer esas recetas, sino que vamos a elaborarla y durante una semana al mes, podréis probarla en nuestro local.

Además, si estáis deseando degustar algún dulce que no traemos, puedes escribirnos a través de las redes o dejarnos un comentario y le pasaremos nota a nuestra pastelera.

Esta semana os traemos una receta muy fácil y rápida de hacer para que probéis en casa. Se trata de los Scones, unos bollos deliciosos ideales para desayunar o merendar. 

Se cree que los Scones se originaron en Escocia y están relaciones con el pan plano horneado a la plancha conocido como bannock. La verdad es que nadie está seguro de esto porque también se relacionan con Irlanda e Inglaterra. El origen de su nombre, está tan poco claro como su procedencia. Algunos dicen que el nombre proviene de donde fueron coronados los reyes de Escocia, la Piedra (Scone) del Destino. Otros creen que el nombre se deriva de la palabra holandesa schoonbrot, que significa pan blanco fino, o de la palabra alemana sconbrot que significa pan fino o hermoso. Otros dicen que proviene del gaélico sgonn, una masa informe, o un gran bocado.

El acompañamiento natural de los Scones es la crema coagulada, también llamada clotted cream. Es un producto de crema cocida espesa, amarillenta que se originó en los condados de Devon y Cornwall en el suroeste de Inglaterra, es una crema para cucharear no para verter.

¡VAMOS CON LA RECETA!

DESDE HOY Y HASTA EL DOMINGO, LOS TENÉIS DISPONIBLES EN NUESTRO LOCAL.

Visítanos y cuéntanos qué te parecen.


¡Allá vamos!

Primero, mezclamos la harina, levadura, sal, azúcar glass y la ralladura de limón en un bol.

Después, añadimos la mantequilla y amasamos hasta que se formen migas, cuidando de que no se caliente para que no quede una masa blanda.

Añadimos leche y mezclamos hasta que se quede lisa y compacta, pero sin que se ablande.

Añadimos las pasas.

Envolvemos en film y lo dejamos en la nevera unos 15-20 minutos.

Por último, con un rodillo, estiramos la masa sobre papel de horno, que quede gordita, un centímetro más o menos. Con un marcapastas redondo, se corta y lo ponemos en la bandeja del horno con papel. Pincelar con leche y espolvorear con azúcar morena.

Nosotros lo hacemos con el horno a 200 grados y durante unos 15 minutos más o menos, pero esto depende un poco del horno que tengáis en casa. El resultado tiene que ser similar al de las imágenes.


 

¡RECUERDA!

Desde hoy hasta el domingo te servimos estos deliciosos bollos acompañados de crema y mermelada. 

 

Fuentes:
Wheat Foods Council www.wheatfoods.org
https://www.thenibble.com/reviews/Main/breadstuffs/Scone-history.asp
https://m.joyofbaking.com/scones/DevonshireCream.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.