Hoy el protagonista de nuestra entrada es el té blanco, popular en Occidente por sus cualidades para mejorar la salud. Con un sabor delicado y bajo en teína, es perfecto para desconectar con una taza de esta variedad a cualquier hora del día. Debido a su sabor sutil, normalmente no se agregan edulcorantes ni leche obteniendo una bebida sana muy ligera.

El té blanco se clasifica en función de cómo se procesan las hojas de las plantas de té, así como del tipo de planta de té que se utiliza. El verdadero té blanco es el té menos procesado. Es un té que se cosecha al inicio de la temporada, compuesto de cogollos y hojas nuevas, recibe su nombre de la pelusa blanca en las hojas jóvenes que ayuda a proteger el nuevo crecimiento de la planta de té de los insectos. Su precio suele ser más elevado porque se cosecha a mano por un periodo bastante corto una vez al año. Cuando se elabora, suele ser de color dorado claro con una fragancia floral. Dependiendo del tipo de té blanco, el sabor puede variar de amaderado a dulce a floral con notas frutales ligeras. Cuando se elabora correctamente, suele ser menos amargo y asertivo que el té negro.

Historia

Se cree que se produjo por primera vez durante el reinado de la dinastía Song (960-1280 d.C.) en la China imperial.

Los predecesores de la dinastía Song, tenían la costumbre de ofrecer té fino como tributo al gobernante imperial, para ello, solo los cogollos más jóvenes y más finamente arrancados se convertirían en tés de tributo. Las referencias poéticas a estos tés sugieren que ahora conocemos como té blanco.

Durante la dinastía Qing se hace referencia al primer té blanco, una peonía blanca con aguja plateada, se hizo a partir de los capullos jóvenes de las plantas de té que crecían en toda la provincia de Fujian. En 1857, se descubrió una nueva variedad de árbol del té, el té blanco Fuding, dentro de la provincia. Los cogollos de este árbol de té eran grandes, los brotes de estos árboles de té se convirtieron en té blanco con agujas de plata. A finales del siglo XIX, ganó mucha popularidad y se exportó a occidente.

El proceso

La producción de té blanco es un proceso de cuatro pasos: marchitar, fijar, enrollar y secar. En primer lugar, las hojas se extienden al sol para que se ablanden; esto atrae la humedad a la superficie y comienza la fermentación natural. Existe un gran debate sobre qué proceso de marchitamiento es clave para hacer un excelente té blanco, pero muchos conocedores utilizan una variedad de marchitamiento en interiores y exteriores. Una vez que se quitan los tallos, las hojas se secan lentamente al horno.

El proceso de fijación detiene la fermentación natural y el proceso de crecimiento sin dañar las hojas. Luego, las hojas se pasan a través de rodillos para romperlas suavemente, creando su forma e intensificando el sabor. El secado es el paso final del proceso, que asegura que la fermentación haya cesado, evita el moho y desarrolla aún más el sabor del té.

Propiedades del té blanco

Se supone que el té blanco tiene una larga lista de beneficios para la salud, que rivaliza con el té verde en su compatibilidad con la dieta.

Los estudios han demostrado que consumir té blanco puede darle un impulso al sistema inmunológico. El té tiene la capacidad de matar los virus y bacterias que causan enfermedades en el cuerpo, como las infecciones por estreptococos y la neumonía.

Debido a que el té blanco es el tipo de té menos procesado, muchos de sus beneficios se conservan mejor. Se sabe que los polifenoles del té ayudan a reducir la presión arterial alta y el colesterol.

El té blanco es una fuente excelente de antioxidantes y también es digestivo.

La teína

El contenido de teína en el té blanco puede variar según su origen. La mayoría de los tés tradicionales de Fujian son bajos en cafeína. Elaborada a la temperatura adecuada durante un corto período de tiempo, una taza puede contener tan solo seis miligramos de cafeína en comparación con los 80 a 200 miligramos en una taza de café.

Nuestras recomendaciones

En nuestra entrada Los tés más singulares del mundo ya os hablábamos del Blooming Tea o Rosa de té, característico por su forma y la belleza a la hora de prepararlo. Las hojas se envuelven en varias capas y luego se ponen en una taza o tetera de cristal, cuando vertemos el agua caliente, las hojas se despliegan como si estuviera floreciendo.

Entre nuestros tés puros, podemos encontrar el White Monkey, té blanco de alta calidad. Formado por brotes cogidos a mano en las montañas chinas de Fujian, infusión suave con ligeras notas de miel. Todo el proceso es realizado de manera manual, tanto en su recogida como su elaboración. La componen los primeros brotes de la planta característicos de un buen té blanco y las hojas jóvenes que son tratadas con vapor para evitar su fermentación. Y el Snow Buds. El té blanco Snow Buds es uno de los tés blancos más exclusivos debido a su proceso de recolección y elaboración completamente manual. Con el fin de guardar el “alma del té”, sólo se recogen dos hojas y un brote.

Si preferís animaros con alguna de nuestras mezclas, tenemos el té blanco Eterna juventud, nuestra fórmula quizá no sea milagrosa, pero como ya hemos dicho, el té blanco es una fuente excelente de antioxidantes, una de las más potentes, además, esta variedad de té tiene numerosos beneficios para la salud y protege la piel, es conocido por ser un potente agente ante el envejecimiento celular.

 

Fuentes

https://tea101.teabox.com/white-tea-origins/
https://www.thespruceeats.com/what-is-white-tea-766437
https://www.artoftea.com/blogs/tea-101/what-is-white-tea
https://www.teatulia.com/tea-varieties/what-is-white-tea.htm
https://www.exoticteapot.co.uk/knowledge-centre/what-is-white-tea
https://sevencups.com/learn-about-tea/white-tea/
https://www.shangtea.com/blog/the-history-of-white-tea
https://www.clipper-teas.com/tea-talk/where-does-white-tea-come-from/

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.